Windows for Mother Cabrini

St. Frances Xavier Cabrini Catholic Church
El Paso, Texas

Featured in CHURCH & HERITAGE, Jul/Aug 2018
Universe Media Group Ltd, Manchester, England

Featured in STAINED GLASS, Winter 2018:
The quarterly journal of the Stained Glass Association of America.

Architect: Dennis Hyndman, AIA: Hyndman & Hyndman Architecture, Encinitas, CA

Creation and Resurrection behind Altar and Crucifix
23.0' w by 16.5' h

Blessed Sacrament Chapel
2 @ 12.5' w by 14.2' h flanked by 2 @ 8.0' w by 12.5' h

Shrines: Sacred Heart & Our Lady of Guadalupe
Each shrine: Center: 8.0' w by 9.2' h; Sides: 2 @ 4.7' w by 9.2' h

Cupola: Crown of Light
24 @ 3.0' w by 2.8' h

Narthex to Nave Doors; Star Cross & Descending Dove Round Windows.
23.0' w by 9.5' h; Round Windows: 5.0' diameter

Reconciliation Chapels
Interior: 2 @ 6.8' w by 8.6' h; Exterior: 2 @ 4.3' w by by 9.2' h

Choir Window
37.3' w by 8.4' h (partial coverage)


I first heard about plans for a new worship space at St. Frances X. Cabrini Catholic Church from several of her parishioners during a liturgical conference in California way back in 2004. Their vision was finally realized last year when their inspired new church on the hill was dedicated during a glorious Chihuahuan Desert sunset.

[desplazarse hacia abajo para GUIA DE VITRALES EN MADRE CABRINI (¡Gracias Jessie!)]

I also happened to meet Dennis Hyndman, AIA (Hyndman & Hyndman Architecture, Encinitas, CA) at that same conference. Little did I know that years later Mother Cabrini’s Building Committee would select Hyndman & Hyndman as Project Architect and ask my studio to provide the stained glass. The following is an overview of the stained glass all of us created together.

A master plan approach to stained glass allowed all of the Windows for Mother Cabrini to blend together as an extension of both liturgy and architecture. Over half of the Stained Glass Master Plan has now been implemented. The future stained glass will fulfill a major objective of mitigating unrelenting west Texas sun by creating a cool, calm oasis for worship, prayer and contemplation. Spanish Mission Revival Style-inspired architecture weaves a subtle, uplifting play of light and shadow throughout the Nave, while stained glass imbues the space with sacred mystery.

As massive oak entry doors close silently behind, arriving worshippers exchange the hustle-and-bustle of the outside world for a welcoming, tranquil oasis of worship. Deep, saturated color of the round Star Cross and the Creation suite of Windows in the Narthex Clerestory darken the Narthex, easing worshippers into a more receptive, prayerful frame of mind. At the opposite end of the Narthex, the lighter, more transparent glass of the Baptistry Doors and Sidelights beckons visitors into the Nave.

Passing through the Baptistry Doors and beneath the Descending Dove Window, worshipers encounter Jordan Wanner’s massive cast bronze Baptismal Font quietly bubbling into Julie Richie & Lynne Chinn’s mosaic-lined pool that resonates with the Altar stained glass. Here the constricted space in the Narthex explodes dramatically out into an expansive, soaring Nave. The stained glass residing in each facet of the eight-sided Nave underscores its facet’s specific functionality. High above the Altar Table at the Nave’s central apex, a ring of twenty-four Cupola Windows add a subtle, warm glow as the Crown of Christ. At night the Cupola becomes a shining beacon visible for miles around.

Continuing across the Nave, the Altar Window, Creation & Resurrection, enframes John Collier’s larger-than-life Crucifix with radiating imagery spiraling up and out into adjacent stained glass windows. To the right of the Altar Window, through Rick Findora’s Angel Gate, the Reservation Chapel Windows illuminate the Tabernacle with the radiance of the Holy Spirit. As first glimpsed from the Nave, the chapel’s center window’s stained glass appears to stream down from above. Or is it flowing from the Altar Window and up into (future) Nave Clerestory Windows?

Blues and greens along the bottom sections of floor-level stained glass in the Nave hint at the Rio Grande/Río Bravo del Norte and acknowledge the parish’s outreach to neighbors on both sides of the river. Besides its spiritual symbolism and essential role in the Sacrament of Baptism, water takes on added significance in the arid West.

To the Altar Window’s left, stained glass unfurls across the Choir Window, enframing views to El Paso’s Franklin Mountains and sky. The upward and outward movement that begins in the Altar Window sweeps across the Choir Window and will one day continue upward into the Nave’s Clerestory Windows that billow beneath the Nave’s trellised octagonal ceiling.

Future floor-level Nave Windows will add intimacy along the rear aisles of the Nave as they transform harsh sun into a muted, meditative glow. The flowing water motif continues its journey along the bottom of these windows as it flows toward the Altar Window.

Stained glass in the Shrine of the Sacred Heart, Our Lady of Guadalupe Shrine, and future Mother Cabrini and Pope John Paul II Chapels is first glimpsed through portals in four of the Nave’s eight sides. As bright, colorful focal points, these windows symbolically attract worshippers with flower and heart imagery that also provides visual separation from walkways, parking and streetscape.

The doors and sidelights into two Reconciliation Chapels depict the Keys to the Kingdom. Pale, transparent color satisfies safe environment guidelines, while subtle mouthblown texture adds a semblance of privacy. These chapels’ exterior windows flank the Main Entrance and greet approaching worshipers with Cross and Shepherd’s Crozier.

The new church has now been blessed and dedicated. Sixty-two percent of its stained glass has been installed. We’ve arrived at a natural pause in stained glass fabrication that will allow parishioners to take a collective, well-deserved deep breath as they become familiar with their wonderful new place of worship. The future stained glass (which includes the floor-level Nave Windows, Nave Clerestory Windows, and Side Chapels) is primarily east- and west-facing, providing an excellent opportunity to further enhance the sense of the sacred while taming the relentless El Paso sun.

Stay tuned!

 

GUIA DE VITRALES EN MADRE CABRINI

La primera vez que escuché sobre los planes para un nuevo espacio de adoración para la Parroquia Sta. Francisca X. Cabrini fue en una conferencia litúrgica en California donde conocí al Padre Frank Lopez y miembros del Comité de Construcción. ¡Después de más de doce años de oración, paciencia, generosidad y trabajo arduo por parte de toda la comunidad, su nuevo espacio de adoración fue finalmente dedicado durante una gloriosa tarde en el desierto! Aquí hay una breve descripción de los vitrales que creamos. 

Cuando uno entra del bullicio del mundo de afuera a la Iglesia a través de sus puertas principales, un íntimo y tranquilo Nártex da la bienvenida a los fieles a la Casa de Dios. La ventana redonda Estrella y Cruz contiene símbolos tanto del nacimiento de Cristo como de su muerte. Son más notables al salir. Las Ventanas del Triforio del Nártex contienen vidrios de colores más profundos que en otros lugares, permitiendo a los fieles cambiar a un estado mental más receptivo y lleno de oración. Estas Ventanas de Creación representan los seis días que Dios trabajó. Unos vitrales más claros y transparentes en las Puertas del Nártex hacia la Nave/Fuente Bautismal atraen a los fieles a través del Nártex y los reciben en la Nave. El motivo que sigue bajo del agua que fluye que aparece a lo largo de la parte inferior de todos los vitrales del piso en la Nave comienza apropiadamente aquí junto a la Fuente Bautismal.

Al pasar a través de estas puertas y debajo de la Ventana de la Paloma Descendente, los fieles se encuentran con la hermosa fuente bautismal de mosaico y entran en la Nave grandísima. Cada uno de los ocho lados de la Nave incluyen vitrales únicos. En lo alto, sobre el Altar, las Ventanas de Cúpula añaden una luz cálida y callada como la Corona del Cristo Rey.

Directamente al otro lado de la Nave, detrás del Altar, el Ventana del Altar, la Creación y la Resurrección, enmarca el Crucifijo, que es más grande que el tamaño real, que es el enfoque de adoración.

Las Ventanas del Santísimo rodean el Tabernáculo con la luz del Espíritu Santo, ya que parecen fluir desde la Ventana del Altar. Es fácil imaginar la gracia de Dios fluyendo hacia nosotros, así como nuestras oraciones de súplica fluyendo hacia él.

La Ventana del Coro enmarca las montañas Franklin y el cielo. Su diseño también fluirá desde la Ventana del Altar hasta los arcos de las cuatro ventanas futuras del Triforio de la Nave.

Mientras nuestra mirada recorre la Nave, las cuatro Ventanas de la Nave del nivel del piso agregarán color e intimidad al limitar el fuerte sol entrante mientras iluminan la Nave con luz tenue y colorida. Sus diseños también fluirán desde y hacia los cuatro vitrales del Triforio de la Nave que pasarán por encima. Recientemente se ha debatido sobre el uso de colores más oscuros de vidrio en las Ventanas del Triforio de la Nave para ayudar a mitigar la luz solar intensa.

El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, el Santuario del Sagrado Corazón, y las Capilla de los Santos se pueden ver desde la Nave. Hacen señas a los fieles como flores espirituales con rojos brillantes y colores profundos que también proporcionan una separación silenciosa de el paisaje urbano más allá.

Las Puertas de la Capillas de Reconciliación representan las “Llaves del Reino”. Cristo dijo: “Yo te daré las llaves del reino de los cielos”. Todo lo que ates en la tierra será atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra será desatado en el cielo “(Mateo 16:19), por el cual estableció el sacramento de reconciliación. Los vitrales exteriores forman una Cruz y un Crozier.

SOBRE EL VIDRIO
El término inglés de stained glass es en realidad un nombre inapropiado. Al principio de su historia en Europa continental, la pintura sobre vidrio había transformado lo que comenzó como una experiencia tridimensional transparente en una derivación bidimensional, aunque brillante, de la pintura de caballete. Cuando los viajeros ingleses observaron por primera vez a los artesanos franceses que pintaban sus “vitraux”, lo tradujeron erróneamente en “stained glass”. De hecho, en lugar de manchar o pintar el color sobre el vidrio, cada color de vidrio se crea a partir de una receta química específica mediante el soplador de vidrio. Por ejemplo, el cristal pálido de color durazno y el vidrio de color rosa magenta en el pináculo de la Ventana de Altar derivan su color del oro.

VIDRIO SOPLADO (ALEMANIA, FRANCIA, POLONIA, E. U.)
Al igual que en la época Gótica, el vidrio soplado comienza como una masa fundida e incandescente (“reunir”) en el extremo de la cerbatana del soplador de vidrio. Luego la masa es soplada y formada en un cilindro.

Después el cilindro es enfriado, se retira de la cerbatana y su “parte superior” e “inferior” se eliminan para crear un cilindro abierto. Finalmente, el cilindro se divide o se corta de arriba hacia abajo para que pueda ser recalentado, abierto y aplanado en una lámina de vidrio. Las variaciones sutiles en lo grueso del vidrio soplado pueden producir gradaciones de color similares a las acuarelas dentro de una hoja. El proceso también le da a este vidrio una transparencia más prístina y cristalina en comparación con el vidrio laminado.
Ejemplos: Vidrio soplado constituye la gama principal de todas las ventanas.

OPAL-FLASHED MOUTHBLOWN VIDRIO (ALEMANIA)
A veces, el vidrio soplado comienza con dos fruncidos de vidrio en la cerbatana. El primero es un pequeño grupo de vidrio blanco opalino. Esto está encerrado en un conjunto más grande de la base del vidrio (principalmente vidrio transparente o ámbar aquí en Madre Cabrini). La hoja de vidrio resultante tiene un delgado “destello” (capa) de ópalo sobre una base transparente más gruesa. A diferencia del vidrio transparente, el vidrio opal tiene un aspecto vaporoso y ahumado que también refleja la luz y lo hace visible de día o de noche, desde adentro o desde afuera.
Ejemplos: “Alas” en las puertas del Nártex; “Manos” en la Capilla del Santisimo, Llamas/Aura en el “Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe”

VIDRIO RODADO (OREGON, WASHINGTON, WEST VIRGINIA)
Este vidrio se fabrica vaciando vidrio derretido en una máquina que enrolla el vidrio en láminas del mismo tamaño de ancho, como si fuera una masa. Las texturas a veces se presionan en un lado de las hojas al agregar superficies texturadas a los rodillos y/o al variar la velocidad y dirección de los rodillos. Incluso el vidrio laminado en máquina, sin texturizar y más liso, tiene una ligera apariencia de papel encerado en contraste con la transparencia cristalina del vidrio soplado.
Ejemplo: Algo del vidrio claro, sin color texturizado en la Ventana del Coro.

PRISMA DE PLOMO Y CRISTAL (AUSTRIA)
El cristal de plomo proviene de una fórmula que contiene una cantidad significativa de plomo. Esto resulta en un vidrio denso y pesado que tiene una mayor capacidad de refracción de luz en los pequeños arco iris que aparecen inesperadamente a lo largo de la Nave y las Capillas.
Ejemplos: Las 12 “Estrellas” que se arquean sobre Nuestra Señora de Guadalupe en su santuario; también la Ventana del Altar y la Ventana “Estrella y Cruz de la Natividad”


Materials: Mouthblown European glass, Austrian lead-crystal prisms, lead, solder.